Luz de mirada

Como decía hace unos días, formo parte del grupo #marketing17 que los distintos avatares del destino nos han hecho confluir a un grupo de personas. También mencioné que, si la inspiración acude, me gustaría relatar algo de todos y cada uno de ellos, a modo de escueta referencia, porque es aconsejable ponerse en el lugar de los otros y citarlos, a modo de desprendimiento y empatía.

En esta ocasión traigo a colación a Eva, cuya luz de mirada es una chispa centelleante que no escapa a las retinas más atentas. Torrente de nervios y conversación; siempre llama la atención, como digo, su luz de mirada; su gesto humano y noble, no exento de ágil picardía. Eva es puro nervio entre el cúmulo de momentos que transcurren, movimiento constante, rápida conversación y creatividad en estado muy latente.

Mujer hecha a si misma, de fondón humano y sensible, todavía está aprendiendo a revestirse con una corteza para que el mundo no la dañe en demasía. Y por ese factor humano me llamó la atención desde el principio, dado que ello es siempre un punto de humanidad muy al desnudo. Mira siempre en modo transparente y noble; lo cual, para los tiempos reversibles y turbios, es muy de agradecer.

Apresurada hasta en los ínfimos detalles, parece querer derrochar a cada paso una juventud que no se le acabase nunca. Alegra la conversación, cual imponente torbellino, y tiene en el rostro un himno de alegría que resulta contagioso. Al hablar toca con sus manos otros brazos, busca la experiencia emocional de la que tanto hablamos en nuestro grupo de trabajo; se entrega al momento puntual de la pedagogía y el aprendizaje. Eva es así, apasionada y transparente, sabiendo de sobra el plus de riesgo que semejante carácter le suma a la existencia.

Le deseo todo lo mejor de cara a su futuro, dado que tiene capacidad y creatividad suficiente para contrarrestar las puntuales y algo adversas circunstancias. Ella vive con una alegría en positivo, lo cual es fundamental para convertir el presente inmediato en fortalezas de futuro. Se lo merece y su empeño continuo será una de sus grandes ayudas, más las amistades conseguidas a través del imán de su carácter. Mi más fraternal abrazo para ella, desde estos instantes compartidos y constructivos.

Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookPrint this pagePin on PinterestShare on Google+

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *