comunicación

Transformación digital de la Comunicación

Transformación digital de la Comunicación

Para poder observar la continua transformación digital de la comunicación, nada mejor que adentrarse en la web de Llorente & Cuenca, por cuyo entramado de constante trabajo y creatividad, fluye una pedagogía compartida que los hace grandes; como equipo, y como hombres y mujeres que ponen a disposición de los demás un talento que repercute de lleno en la tarea de construir una sociedad mucho mejor y más dinámica.

Su propio fundador y presidente: José Antonio Llorente, me escribe un mail dándome cuenta de las novedades que incorporan en su espacio, redoblando con su actitud la admiración que siento por él y, por qué no decirlo, el sentimiento de nostalgia que a veces me invade, cada vez que compruebo el buen hacer de todos ellos y la profesionalidad a raudales que muestran en todas y cada una de sus acciones.

Todavía recuerdo la primera vez que conocí sus instalaciones en el centro de Madrid. Mientras permanecía sentado, a la espera de ser recibido, todo lo que allí observaba ya se quedó para siempre en mi memoria como sentimiento de total admiración: profesionalidad, buenos modos, comunicación profesional, profunda y enriquecedora labor de equipo. Era todo; desde la decoración de sus cuadros, la manera amable de saludarte en recepción, las grandes pantallas para mantener reuniones online, los exquisitos documentos que podías leer en su web… Era todo; absolutamente todo, haciendo un conglomerado de enriquecedora admiración y respeto.

Luego tuve la suerte de conocer a muchas de las personas que hacen grande a Llorente & Cuenca: Alejandro Romero, José Manuel Velasco, Ivan Pino, Luis Serrano y un largo etcétera que me haría casi interminable la lista en este breve artículo. Todos ellos, desde sus respectivas áreas y responsabilidades, enseñando con verdadera pasión el conocimiento que poseen y que siempre comparten.

Ahora han remodelado con acierto su exquisito espacio y, nada más visitarlo, ya le sugieren al visitante una constructiva tarea: Anticípate, con cuya acción será mucho menos complicado comprender y administrar los tiempos apresurados y de constantes cambios en los que estamos inmersos. Y lo que es más importante, le ofrecen al cliente la oportunidad de ser el auténtico protagonista de su historia, construyendo su propio relato o storytelling, desde la ética y la transparencia radical. No cabe otra y, por lo tanto, anticiparse al presente que transita veloz, evitará sobresaltos de cara al futuro. Les invito, pues, a visitar su excelente trabajo y su siempre necesaria pedagogía. No se arrepentirán.

Publicado por Diego Cruz en Comunicación, 0 comentarios
Brillar desde dentro

Brillar desde dentro

Como casi cada noche, acurrucado entre el silencio más decente y creativo, rodeado de libros que me regalan su impagable pedagogía, he hecho un alto en el camino para leer con detenimiento un sustancioso artículo de José Manuel Velasco. Leer con parsimonia, lo que escriben los otros, porque merecen la mejor atención y el mayor de los respetos. Ponerse en su lugar, a modo de nítida empatía, de tal forma que podamos entender su significado y contenido de la mejor forma posible.

https://twitter.com/nataliasara2/status/1107652404386975746

Si la memoria no me falla, he tenido dos encuentros reposados con José Manuel. Encuentros en los que, intentando no violentar el terreno de su apretada agenda, sin embargo nos dio pie a unas conversaciones tranquilas, siempre a orillas de un Madrid frenético, reventón de prisas y reuniones que, al fin y a la postre, nos va contagiando a todos de un nerviosismo casi unánime.

Debo decir, en honor a la verdad, que la primera impresión exterior que me llevé de él, era aquella estatura generosa con la que se fue aproximando hacia mi para estrecharme la mano y darnos el consabido saludo de rigor. Un hombre muy alto, por así decir, lo cual también daba un tinte de seguridad a aquella instantánea puntual y programada. Luego, pasado algo de tiempo, volví a tener otra conversación con él y, al menos en el registro de mis adentros interiores – como yo suelo llamarlos – por el tono y los asuntos tratados, pasó a engrosar la lista de lo que yo llamo amigos, esperando que el sentir sea mutuo, dicho sea de paso.

José Manuel tiene un lenguaje no verbal en sus manos que me gusta. Las va moviendo al son de sus palabras que, en definitiva, suelen ser un himno sagrado de comunicación que es para lo que él ha venido a este mundo. Y una comunicación reflexiva; reposada primero hacia adentro, para después salir al exterior con un mensaje que se imanta rápido en el interés de sus oyentes. Tiene el rostro serio, eso sí, pero también es una manera de preservar el niño soñador y anterior que fue y sigue siendo.

Y en este artículo al que me refería, donde José Manuel interpela a los lectores con una pregunta que encabeza o titula todo su escrito: ¿Brillas o iluminas?, nos pone sobre la mesa una cuestión muy de fondo que, a lo largo del artículo, con el torbellino de sus enriquecedoras ideas, nos va llevando hasta una monumental declaración de intenciones para llevar siempre consigo en la mochila de la comunicación diaria, o el comportamiento estético que uno debería regalar de continuo a los demás. Termina José Manuel su artículo de esta forma: (…) “En un mundo atenazado por incertidumbres y miedos necesitamos a referentes que iluminen caminos. Esas personas de referencia no pueden ser, como en gramática, meros signos lingüísticos que poseen sólo significante y referente y carecen de significado lingüístico, como es el caso de los nombres propios, los pronombres y las anáforas. Esas personas que ejercen como faros tienen los valores humanos cincelados en sus nombres y apellidos emiten ideas para que otros piensen y ponen su conciencia crítica al servicio de la sociedad.

Hablamos mucho, en exceso. Escuchemos más a aquellos que brillan desde dentro, desde una belleza interior que no necesita luz artificial para encenderse e iluminar”.

Brilla pues, con luz propia, el artículo de José Manuel Velasco. Y lo hace porque a lo largo del texto, aplica con miramiento palabras con sustancia. Escribe haciendo un recorrido, como diría Ortega, que va desde la creencia hasta la idea. Y en ella se para para hacernos reflexionar y trabajar la conciencia; la libertad individual; la somera capacidad de raciocinio, de análisis personal, de amor exquisito por las preguntas que tal vez nos suministren las buscadas u otras respuestas.

Brilla e ilumina, como él mismo menciona en su texto. Y de eso se trata; de llegar hasta los otros, ese plural tan en desuso, muchos veces ahogado entre un solipsismo obsceno y el círculo vicioso y sin fin de los asuntos propios. Brilla e ilumina porque apela a un faro ético que sirva de guía; a un referente que a la vez que nos tatúa sus significados, consigue hacernos mejores. Brilla e ilumina, como digo, porque invita a la escucha activa y al sosegado respeto que ha de producir cualquier entendimiento. Pide; que no es poco, poner de manifiesto la belleza interior. Y el reto no es baladí, dado que en el artículo le ha salido el comunicador de raza que se expone y lleva dentro.

Publicado por Diego Cruz en Opinión, 1 comentario
A José Antonio Llorente

A José Antonio Llorente

En estos tiempos agrios y convulsos en los que estamos inmersos, no sé si resulta revolucionario comunicar la admiración por alguien, dado que; entre la dictadura de las prisas que asumimos y los egos revueltos que nos afectan, puede parecer que es un acto de flojera interna; una redención del fuerte carácter, o incluso una manía extraña de no acatar el discurso del odio, tan en boga.

En cualquier caso, como al despuntar la mañana me apeteció construir estas breves y muy modestas líneas, voy a intentar transmitir la admiración que siento por José Antonio Llorente, al que ustedes pueden seguir en twitter en su perfil @jallorente y, de paso, leer su excelente libro “El octavo sentido” que habla de la comunicación como factor clave para la sociedad del siglo XXI.

José Antonio Llorente es, entre otras muchas cosas, fundador de la primera consultoría de comunicación en España y América Latina Llorente&Cuenca . Pero lo que a mí me llama más poderosamente la atención, independientemente de su proyección de persona pública y profesional, es la faceta verdaderamente humana, sin cuya trayectoria vital creo que es imposible una comunicación que llegue a los sentidos.

José Antonio cree en lo que dice; lo asume como propio, de ahí la energía y el ejemplo que ha sabido transmitir al grueso del equipo que le rodea. Posee un excelente carisma para las relaciones personales y, sobre todo, una estética inusual que afianza la elegancia de su comportamiento. Esto, por otra parte, no sé si se aprende o, por el contrario, ya viene fijado en la propia raíz mineral del adn de cada cual, como muestra esencial de la propia personalidad.

La admiración por tanto, también exige la muestra sincera de agradecimiento. No el halago fácil que acaso se lleva más en las relaciones sociales y en los actos más protocolarios; sino las gracias más verdaderas, nutridas con un mensaje más hondo que nos habita de continuo en las habitaciones de la sangre. Y desde ahí le quiero dedicar mis muy modestas líneas a José Antonio, a modo de guiño fraternal que haga un intento de crear palabras con sustancia. Del corazón al aíre; o acaso al post que ahora finaliza, no sin antes hacer también eco de una frase suya a modo de aforismo: “ lo verdaderamente importante no es cómo llamamos a las cosas, sino cómo son las cosas de fondo y de verdad”. Y en esa verdad honda reside él; o lo que de continuo transmite. Gracias por tanta y tan buena pedagogía necesaria.

Publicado por Diego Cruz en Comunicación, 4 comentarios
Circo mediático

Circo mediático

Asistimos desde hace mucho tiempo a un circo mediático, obsceno y repetitivo, del que parece que casi todo el mundo quiere formar parte. Una realidad líquida en la que se hecha en falta lo que Adela Cortina siempre ha demandado; esto es, un pacto mínimo, ético y moral, entre las partes. Pero como ello, de momento no sucede, cada cual se cree con la capacidad de decir lo que mejor le plazca, en un río de egos revueltos para ganancia de pescadores avispados donde, en ausencia de verdades contrastadas, la media verdad se convierte en el preciado botín de los más mediocres.

Apelando al consabido genérico de “la ciudadanía”, donde cada quien y cada cual se cree en el derecho de sumar su dosis de populismo, para el beneplácito de las más bajas emociones, se parte del hecho inaudito de creer que ese genérico al uso, llamado “ciudadanía”, son una pasta de seres a los que hay que enseñar contínuamente, aparte de dar por asumido que no están a la altura de tanto expertazo y, por lo tanto, se le puede engañar fácilmente con las herramientas de la treta, la verdad a medias y la arenga a voz en grito para levantar el ánimo.

Se construyen grupos de personajes encasillados en rediles; cacareos repetitivos para expandir el ruido y medias verdades muy protocolarias que llegan a alcanzar una viralidad de espanto. No les da por formar equipos de alto rendimiento donde la suma de las partes contribuya a revalorizar la misión común y los marcados objetivos; ni por expandir el ejemplo cívico de una comunicación transparente donde todo fluya; ni por el mejor de los desempeños para invitar a mejores y más ilusionantes alianzas. No; por eso no les da. Les sigue dando por creerse más listos que el común de los mortales, desde las atalayas pagadas con el dinero de todos y todas, cuya simbología esencial sería, y es, prestar un servicio a las personas que le han otorgado dicha representatividad y confianza. Se representan a ellos mismos, inmersos en una matriz de prioridades, cuyo centro esencial siguen siendo sus asuntos propios.

Y luego uno lee voces de la parte discordante, apelar al respeto a las instituciones y a la ética, sin una autoridad moral que les avale. Porque cuando ha visto a ciertos personajes acudir al puesto de trabajo cuando les viene en gana; derrochar dinero público a mansalva; medrar en todo tipo de escenarios; obrar desde el cinismo más frío y enfermizo; utilizar lo que sería de todos para el propio beneficio y tratar a los suyos propios, creyéndose siempre superiores, cómo poco menos que objetos de usar y tirar, dependiendo del antojo, hay que ser muy certeros en el obsceno postureo para que el entramado de mentira desvergonzada, cale.

Se echa en falta una pedagogía cívica pausada y reflexiva, una verdadera autoridad moral que, desde la imparcialidad más objetiva, sea capaz de parar el golferío reinante; proceda de las filas que proceda. Se echa en falta que los teóricos de la cosa, sobre todo y ante todo, primero se respeten a si mismos, desde una conciencia limpia, autocrítica y profundamente empática. Se echa en falta que alguna vez el mal no pueda ser rentable; que la integridad sea el lema más subliminal y ejemplarizante; que el dócil silencio no vuelva a otorgar carta de complicidad a los más tóxicos y dañinos. Se echa en falta una limpia creatividad que, en vez de desafección, nos traiga nuevas perspectivas. Dado que si ello alguna vez sucede, como los equipos excelentes, estaremos en disposición de celebrar la victoria conjunta.

Publicado por Diego Cruz en Comunicación, 0 comentarios
La esencia del mail-marketing

La esencia del mail-marketing

La esencia del mail-marketing o su buen uso en cualquier campaña publicitaria nos puede servir para desterrar la mala imagen que; merecida o no, acarrea cómo un lastre la propia actividad del mercadeo o mercadotecnia que, a grandes rasgos, no es sino la disciplina que analiza el comportamiento de los mercados y sus consumidores.

En no pocas ocasiones, la propia función de hacer marketing, se identifica con la acción de vender un bien o servicio a toda costa, sin tener muy en cuenta las necesidades y gustos del potencial cliente. Se identifica también con una tarea apresuradamente lucrativa, con poco trasfondo de comunicación bidireccional entre vendedor y cliente, cuyo principal objetivo parece ser el propio cierre de la venta en si, sin importar otra serie de circunstancias que, a la larga, tratadas con esmero y la profesionalidad esperada, si que nos pueden reportar un sustancioso y duradero beneficio para ambas partes.

El uso de la campaña de email marketing, por lo tanto, ha de ser una importante herramienta con la que sepamos generar confianza en el cliente, obteniendo a cambio, con ello, su lealtad y fidelización hacia la marca o empresa que en este caso esté ofreciendo sus servicios. Y la confianza es el primer gran eslabón que, de darse, sabrá tejer las relaciones duraderas con el cliente, puesto que con ella nos estamos ganando su fiabilidad, la cual notaremos por su recurrencia en el tiempo por nuestros bienes o servicios. Se fía de nosotros, confía y acude a nuestros servicio o productos porque sabe que somos los que mejor cubrimos sus necesidades.

Nuestro primer mensaje pues, es indicarle al cliente que nosotros no estamos vendiendo nada, porque sí; cómo fin único y último, desterrando de esta manera la frialdad y el mero mercantilismo en la relación. Sí le vamos a hacer comprender que nos dedicamos a cubrir sus necesidades y demandas con los mejores productos del mercado y para ello vamos a entablar unos nexos de unión que nos reporten mutuos y duraderos beneficios.

Cada campaña de mail-marketing, por lo tanto, es una oportunidad que nos va a permitir la relación personalizada con cada cliente, dependiendo de sus afinidades, gustos y necesidades. El cliente va a percibir que no es una publicidad fría y generalista, sino que por el contrario se entabla con él una comunicación sincera y directa; bidireccional y útil, demostrando con ello el valor ético e intangible de la empatía. Y lo que es más importante: le mostramos pormenorizadamente en cada comunicación personalizada con él que nos comprometemos a nos ser invasivos; a aclarar todo tipo de dudas que le surjan; a valorar y tener acceso a la opinión de otros clientes; a mostrarle las indicaciones y el buen uso del producto; a hacer un seguimiento a conciencia de su evolución; a seguir analizando y estudiando sus futuras necesidades.

A fin de cuentas, describirle que tenemos a su disposición un canal vivo, directo y birideccional cuya mejor y más importante ventaja es que lo hemos construido a su medida, para que nos siga nutriendo con su confianza y participación.

Publicado por Diego Cruz en Marketing, 0 comentarios
Importa la actitud

Importa la actitud

Hoy es la primera vez que escucho y sé de la existencia de Victor Küppers y he tenido la ocasión de hacerlo, gracias a su participación en la feria anual #Empack2017 celebrada en Madrid. En seguida me he aplicado el dicho de: “nunca es tarde si la dicha es buena”, cuya pedagogía tiene el poso antiguo de la sabiduría popular. Y puedo decir que no me ha defraudado; muy al contrario, ha centrado toda mi escucha activa durante su maravillosa intervención.

Nada más verle caminar hacia el atril, abriéndose paso entre las dos concurridas filas laterales de asistentes, ya me puso en alerta de lo que más tarde iba a ocurrir. Me fijé en su lenguaje no verbal y su manera de vestir; pistas que, sin decir todavía una sola palabra, ya me avisaba de que estaba ante un comunicador nato. Y lo más importante, un comunicador que le pone pasión a todo cuanto dice. He ahí uno de los mayores secretos de su éxito.

Victor Küppers se presenta con una mezcla de humor, modestia y retranca, lo cual facilita al público ir entrando en materia. Su primera enseñanza es que, por muy famoso que sea, no hay que pedirle permiso para escucharle, dado que algunos suelen perderse en el olimpo banal de su ego que, como es sabido, se construye a base de humo y huera endogamia. Él, por tanto, nos avisa de que aquello es un acontecimiento terrenal y, por lo tanto, no está enfocado a seres endiosados. Facilita la comunicación, envolviendo su mensaje en una tonalidad fácil y amable.

Su intervención deja como importante aforismo: “lo importante es la actitud” y, a partir de ahí, nos desgrana la importancia de la psicología positiva, basada en la alegría de vivir y el gesto amable. A veces me recordaba a Ortega, desmenuzando su filosofía hasta hacerla entendible a cualquier público. Y ese es otro gesto que le honra y le engrandece: no viene a dar chapas envueltas en tomos de curriculum, sino a dar pinceladas de actitudes para que vivas con entusiasmo. Son de esas personas, como digo, que su puesta en escena se te queda, por siempre, tatuada en las galería del cerebro; y su pedagogía necesaria y cívica.

Les aconsejo, por tanto, que vayan a verlo en vivo y en directo. No tiene desperdicio, lo cual ya es un anticipo de la sustancia exquisita de la que dota a sus palabras. En cualquier caso, aquí tienen también su blog personal para ir abriendo boca. Les adelanto, con absoluta certeza, que no les defraudará. En mi caso, a pocas horas de haberle escuchado, ya estoy leyendo alguno de sus libros. Háganme caso y disfruten.

Publicado por Diego Cruz en Comunicación, Marketing, 0 comentarios
Luz de mirada

Luz de mirada

Como decía hace unos días, formo parte del grupo #marketing17 que los distintos avatares del destino nos han hecho confluir a un grupo de personas. También mencioné que, si la inspiración acude, me gustaría relatar algo de todos y cada uno de ellos, a modo de escueta referencia, porque es aconsejable ponerse en el lugar de los otros y citarlos, a modo de desprendimiento y empatía.

En esta ocasión traigo a colación a Eva, cuya luz de mirada es una chispa centelleante que no escapa a las retinas más atentas. Torrente de nervios y conversación; siempre llama la atención, como digo, su luz de mirada; su gesto humano y noble, no exento de ágil picardía. Eva es puro nervio entre el cúmulo de momentos que transcurren, movimiento constante, rápida conversación y creatividad en estado muy latente.

Mujer hecha a si misma, de fondón humano y sensible, todavía está aprendiendo a revestirse con una corteza para que el mundo no la dañe en demasía. Y por ese factor humano me llamó la atención desde el principio, dado que ello es siempre un punto de humanidad muy al desnudo. Mira siempre en modo transparente y noble; lo cual, para los tiempos reversibles y turbios, es muy de agradecer.

Apresurada hasta en los ínfimos detalles, parece querer derrochar a cada paso una juventud que no se le acabase nunca. Alegra la conversación, cual imponente torbellino, y tiene en el rostro un himno de alegría que resulta contagioso. Al hablar toca con sus manos otros brazos, busca la experiencia emocional de la que tanto hablamos en nuestro grupo de trabajo; se entrega al momento puntual de la pedagogía y el aprendizaje. Eva es así, apasionada y transparente, sabiendo de sobra el plus de riesgo que semejante carácter le suma a la existencia.

Le deseo todo lo mejor de cara a su futuro, dado que tiene capacidad y creatividad suficiente para contrarrestar las puntuales y algo adversas circunstancias. Ella vive con una alegría en positivo, lo cual es fundamental para convertir el presente inmediato en fortalezas de futuro. Se lo merece y su empeño continuo será una de sus grandes ayudas, más las amistades conseguidas a través del imán de su carácter. Mi más fraternal abrazo para ella, desde estos instantes compartidos y constructivos.

Publicado por Diego Cruz en Marketing, 0 comentarios
Las mujeres de la sexta planta

Las mujeres de la sexta planta

Las mujeres de la sexta planta se han hecho a si mismas y en semejante recorrido encuentras un excelente poso de humanidad y no pocas dosis de coraje.

Se trata del nuevo proyecto de comunicación de @anpamar y @byuste por el que me detengo y al que escudriño, porque la empatía es ponerse en el lugar de los otros; o de las otras, y desde esa perspectiva hacerse cargo de sus inquietudes, aspiraciones y esfuerzos. Un dedicar tiempo a los/las que consideras semejantes, para hacer tuyos buena parte de sus nutritivos momentos, confluyendo con ello en una amable atención más que merecida.

Mujeres que ocupan el espacio público para llevar a cabo el necesario cambio social. Pedagogía cívica para tiempos demasiado convulsos. Hontanar de ideas para patrocinar los valores intangibles. A fin de cuentas, COMUNICACIÓN en mayúsculas, para transmitir y llegar a los sentidos.

Les invito a visitar su web, leer su impecable trayectoria, demandar sus profesionales servicios de comunicación integral con una estrategia diferente. Recorran su nuevo espacio porque ellas han venido a darle un necesario impulso transversal a la igualdad de género;  a mostrarnos su profunda y enriquecedora comunicación, para que surta efecto la verdadera transformación que tanto estamos necesitando.

Decía Ortega que aburrirse es asesinar el tiempo. Y aquí se trata de enriquecernos con él; dotarlo de una nueva estrategia creativa para que lo transforme por completo. Y créanme: en ello están éstas mujeres de la sexta planta. Deseo a Ángela y Bárbara la mejor de las suertes en el camino fresco e innovador que acaban de emprender. Buena ruta y muchos logros, amigas.

Publicado por Diego Cruz en Comunicación, 0 comentarios
Newsletter gratis

Newsletter gratis

Newsletter gratis para tus campañas de email marketing. Es una de las herramientas que te propongo en esta ocasión, para que puedas realizar adecuadamente un boletín informativo para enviar a tus suscriptores, o clientes, dado que con ello obtendrán de tí una aportación valiosa en cuanto a las actividades o noticias puntuales de las que te interesa dar cuenta.

En tiempos en los que el email marketing cada vez cobra mayor importancia, la creación de una newsletter gratis te dará la oportunidad de ofrecer las noticias y novedades de tu marca, afianzando con ello la credibilidad que poco a poco están depositando en tí, tu público objetivo, creando con ello un vínculo de confianza que redundará en tu creativa cadena de valor. Lo primordial, en este caso, es que tu trabajo vaya enfocado, principalmente, a atraer la atención del receptor al que envías la comunicación.

Para ello me permito indicarte algunos detalles que deberás tener en cuenta: un diseño cuidado y que no pase desapercibido, de manera que la idea resulte útil y llamativa; un lenguaje ameno que refleje el sentir de la marca, pero que a la vez sepa vislumbrar la forma en la que se comunica tu público objetivo; un envío altamente personalizado, dado que con esa acción cada receptor se sentirá cómo el único y más importante foco al que tú prestas atención; y por útimo, una buena elección de palabras claves para que el contenido de la información se gane la diferenciación que te llevará a generar un excelente engagement.

Con todo lo anteriormente expuesto, estarás en perfecta disposición de utilizar una excelente herramienta para generar impacto en la mente del consumidor. A ello le puedes sumar la inclusión de las distintas redes sociales en las que tu marca tiene visibilidad o escaparate virtual, con el fin de mejorar el patrón de conversión para las visitas a tu web y la consiguiente compra del producto ofertado, o la visita a lecturas de noticias en las que estás interesado difundir.

Si en la información que deseas transmitir, piensas incluir descuentos o promociones asociadas a productos, también es aconsejable incluir imágenes que resalten mucho mejor el contenido referido. El objetivo, como decimos, será facilitar al público objetivo, toda la mejor información de marca, tomando dicha acción como la mejore oportunidade de llevar nuestro escaparate virtual a todos los rincones. Sería una manera de realizar un pacto creativo con el suscriptor en el que, a cambio de su tiempo y amabilidad al interesarse por tus acciones, tu le devolvieras el favor realizado, en forma de creación de los mejores contenidos. Y por último, un detalle no menor: siempre tener presente, por respeto, no caer en la acción maliciosa del spam: programa la hora más adecuada del envío y, sobre todo, da la oportunidad a los suscriptores de poder darse de baja en todo momento, cuando ellos libremente lo decidan. Si por fortuna no se da ningún caso, tu acción comunicativa tiene el respaldo e interés de todos tus receptores.

 

Publicado por Diego Cruz en Marketing, 0 comentarios